Valor y la llamada

Elisabeth Moller era la menor de los tres hijos de Vincent Moller y de la esposa de este, Hedwig Moller, de soltera Thuun. Quedó huérfana de padre con solo dos años de edad. Elisabeth recibió clases de música y de pintura y desde muy pronto demostró su interés por el arte pictórico. Mantuvo una relación de amistad con Margarethe Elisabeth Hudtwalcker (1748-1794), hermana del que más tarde se convertiría en su marido, Johann Michael Hudtwalcker (1747-1818). En 1775 Elisabeth Moller y Johann Michael Hudtwalcker contrajeron matrimonio y desde entonces vivieron en la casa de los padres de él, situada en Katharinenstraße 83. Tras la boda, cuando aún no tenía hijos, Elisabeth siguió dedicándose en su tiempo libre a la pintura: copiaba cuadros en tiza y aprendía a dibujar del natural. Su género preferido era el retrato.

Un año después de contraer matrimonio, Elisabeth Hudtwalcker quedó encinta.

«Fue entonces cuando perdió el arrojo, o, mejor dicho, cuando tuvo el arrojo de dedicarse a un oficio más noble. Se sentía llena de entusiasmo. Ella era más madre que artista», aseguró su marido. Elisabeth Hudtwalcker tuvo que ocuparse de una familia muy numerosa: dio a luz a ocho hijos, el último de ellos, a la edad de 37 años.

No obstante, con el tiempo recuperó su antigua pasión por las actividades artísticas. Organizaba a la perfección las tareas del hogar, pero su familia le exigía tanto trabajo que a menudo solo conseguía tener tiempo para la pintura si se levantaba muy temprano. Dadas las frecuentes interrupciones que le imponían sus obligaciones como madre y ama de casa, apenas trabajaba con pintura al óleo, pero tomaba clases de pintura a la acuarela. Con todo, sus ambiciones artísticas seguían entrando en conflicto con las tareas del hogar. Poco después de que su marido resultase nombrado senador, en 1788, Elisabeth Hudtwalcker sufrió un cuadro de fiebre acompañada de inflamación. En un viaje por Alemania que emprendió junto con su marido en 1790 con el propósito de encontrar algún consuelo para el dolor que le había causado la pérdida de su hijo menor, nacido apenas un año antes, el matrimonio Hudtwalcker visitó a amigos y artistas, como Johann Gottfried Schadow o Daniel Chodowiecki. Elisabeth Hudtwalcker sufrió un nuevo ataque de fiebre e inflamación, al que no logró sobrevivir. Murió tras siete días de convalecencia. Su retrato, obra de Jean-Laurent Mosnier, se exhibe en la actualidad en la galería Kunsthalle de Hamburgo. Sin embargo, no se conservan cuadros pintados por ella.


Bibliografia

Bake/Reimers, págs. 130-132; Johann Michael Hudtwalcker, Elisabeth Hudtwalcker, de soltera Moller, fallecida el 22 de noviembre de 1804. Una biografía, Hamburgo, sin indicación exacta del año [1804]. Rita Bake

Hamburgische Biografie, Personenlexikon, Band 2, Christians Verlag, Hamburg 2003