Un Bardo a las Orillas del Pacifico

Uno de los más importantes escritores nacionales, destacó tanto por su producción narrativa y dramática, como en el ejercico del periodismo. Su obra El niño que enloqueció de amor, hoy un clásico de la literatura chilena, escandalizó a la socieded de la época.

«Las pasiones hacen vivir al hombre, la cordura le hace tan sólo durar»
Eduardo Barrios Hudtwalcker

spansk_01

Eduardo Barrios Hudtwalcker nació en Valparaíso et 25 de octubre de 1884. Sus padres fueron Eduardo Barrios Achurra, oficial del ejército chileno que murió a causa de una enfermedad contraída combatiendo en la campaña del Pacífico, cuando el futuro escritor tenia 5 años, e Isabel Hudtwalcker Jouany, de nacionalidad peruana (http://www.hudtwalcker.com/chile/). La infancia y adolescencia de Eduardo Barrios transcurrieron en Lima, ciudad que fue su residencia desde la muerte de su padre. En Perú, por ser chileno, su vida estudiantil estuvo marcada por la hostilidad de sus compañeros, lo que lo hizo pasar por varios establecimientos: Colegio San Pedro, Instituto Alemán-Inglés, Colegio Recoletano y Padres Franceses, siendo este último colegio aquel en el que tuvo mejor acogida, compartiendo clase con su primo hermano Víctor Hudtwalcker.

En 1900 regresó a Chile. Por imposición familiar entró a la Escuela Militar, a la cual no pudo adaptarse, retirándose antes de egresar como oficial. Entonces se dedicó a recorrer el país y el continente en busca de nuevas experiencias y desempeñando variadas actividades. Al volver a Santiago, trabajó como funcionario de la Universidad de Chile y taquígrafo en la Cámara de Diputados.De esta época son sus obras teatrales: Del natural (1907), Mercaderes en el tiempo (1910) -la que obtuvo el Premio de Teatro en el concurso que, con motivo del Centenario de la Independencia, convocó el Consejo Superior de Letras y Artes-, Lo que niega la vida y Por el decoro (1913).

Después de dos años de silencio, en 1915 marcó su ingreso definitivo a la literatura con la publicación de El niño que enloqueció de amor y su inicio como redactor de las revistas Pluma y Lápiz, Pacífico Magazine y Zig-Zag. Por entonces, también integró el grupo literario de Los Diez.

spansk02

En los años siguientes publicó dos importantes novelas: Un perdido (1918), considerada por muchos la mejor obra de Barrios, y El hermano asno (1922), libro voluminoso donde con gran maestría retrató la vida de los frailes franciscanos en el convento de San Francisco. Obra magistral, fue para muchos la que indujo su designación para el Premio Nacional de Literatura en 1946. En su tiempo fue elogiada por los más importantes críticos.

En 1925, ingresó a la Biblioteca Nacional llegando pronto a ser su director. Luego asumió el cargo de Ministro de Educación. A la caída del gobierno de Carlos Ibánez, renunció a sus cargos públicos para comenzar otra etapa, la de agricultor terrateniente, pero no descuidó la actividad literaria y continuó escribiendo en los diarios El Mercurio, Las Últimas Noticias La Nación, como lo había hecho entonces. Si bien en los años precedentes Barrios siguió publicando con igual entusiasmo novelas y obras de teatro, no es hasta 1948 que uno de sus libros volvió a ser reconocido. Ese año vio la luz Gran señor y rajadiablos, sobresaliente narración sobre el campesinado chileno.

En 1946, recibió el Premio Nacional de Litaratura y en 1949 el Premio Atenea, que otorga la Universidad de Concepción. En 1953 fue incorporado a la Academia Chilena de la Lengua y fue designado Director de la Biblitoteca Nacional.

Y en la última década Eduardo Barrios Hudtwalcker se retiró de su vida de escritor –en la cual destacó en los géneros narrativo y dramático, además del ejercicio del periodismo– y, refugiado en su familia, murió en Santiago el 13 de septiembre de 1963.

spansk3

Obra

Del natural, cuentos (1907)
Mercaderes en el templo, teatro (1910)
Lo que niega la vida y por el decoro, teatro (1913)
El niño que enloqueció de amor, libro (1915)
Vivir, teatro(1916)
Un perdido, novela (1918)
El hermano asno, novela (1922)
Páginas de un pobre diablo, cuenta(1923)
Y la vida sigue, novela (1925)
Tamarugal, narraciones (1944)
Teatro escogido, (1947)
Gran señor y Rajadiablos, novela (1948)
Los hombres del hombre, novela (1950)

Premios

Premio de Teatro, otorgado por el Consejo superior de letras y artes (1913)
Premio Nacional de Literatura (1946)
Premio Atenea, otorgado por la Universidad de Concepción (1949)


Fuentes

Rodrigo Hudtwalcker
Memoria Chilena, Biblioteca Nacional Digital de Chile
Wikipedia
www.hudtwalcker.com 2014